Acusan de ‘espurio’ al presidente del Consejo Empresarial Turístico

 

También molestan sus continuas reelecciones, toda ellas al margen de los estatutos del Cetur, señalan los inconformes.

Reconocidos líderes empresariales se pronunciaron contra el rumbo que ha tomado la actual administración del Consejo Empresarial Turístico del Estado (Cetur).

La principal inconformidad es por las reiteradas reelecciones del presidente del Cetur, Jorge Escalante Bolio, a quien incluso llaman “espurio”.

Mediante una carta que firma Jorge Torre Loría, ex presidente del Cetur, los líderes empresariales exponen los siguientes argumentos contra la administración del Cetur:

Gran sorpresa e indignación en algunos empresarios del sector turístico causó la designación de Jorge Escalante Bolio como orador en la inauguración del Centro Internacional de Congresos (el 5 de abril) por la falta de representación que tiene hoy el Consejo Empresarial Turístico del Estado (Cetur).

Este organismo empresarial fue creado en el año 2001 por iniciativa del señor Luis Aguiar Ayala (q.e.p.d.).

Lo integraron las principales asociaciones turísticas de la entidad, pero Escalante Bolio en su período como presidente expulsó del seno del Cetur a la Asociación de Hoteles de Yucatán y a la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán, las dos principales organizaciones turísticas que conformaban el consejo.

Hoy sólo cuentan con 27 socios, muy respetables todos, entre hoteles, agencias de viajes y restaurantes. Todos ellos pertenecen a otras organizaciones turísticas con más representación. Por esta razón el Cetur ya no tiene razón de ser, pues no cuenta con las dos principales asociaciones turísticas del Estado.

Muchos de nosotros coincidimos en que el orador natural, por la importancia que tiene el turismo al ser uno de los principales motores de la economía del Estado, debió ser el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, que hoy es el mismo que preside la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida, que es el señor Michel Salum Francis.

En 2013, Escalante Bolio fue electo presidente del Cetur por un período de un año, pero ni en 2014 ni en 2015 convocó a elecciones como dictan los estatutos del organismo.

En 2016, presionado por todos los expresidentes, convocó a una asamblea para cambiar los estatutos del consejo con el propósito de alargar su período hasta este año, caso insólito en una organización empresarial seria que un presidente, por petición de la mayoría de sus socios, cambie los estatutos de un organismo para beneficio propio.

Al ya no estar en el seno de Cetur estas dos organizaciones turísticas, el organismo no tiene razón de ser porque ya no amalgama entre sus socios la representación con que fue creado.

Este caso de alargar los períodos de permanencia del presidente se ha hecho en otras organizaciones, pero esta acción es para el siguiente presidente, no para el que está en función.

Sólo los gobernantes de los países autoritarios lo han hecho a lo largo de la historia “porque el pueblo se los pide”. Este actuar de Escalante Bolio fue sólo con el propósito de estar en los reflectores del gobierno en este año de elecciones, pues su obsesión desde hace muchos años es ser secretario de Turismo del Estado.

Sobre la asamblea, fue advertido que estaba incumpliendo con los estatutos del consejo por dos razones: la primera es que no cumplía con el requisito de 10 días entre la convocatoria y la realización de la asamblea, y la segunda, por no contar con el quórum necesario para hacerla válida.

A pesar de esto, realizó la asamblea y dio fe la notaria Melba Peniche, a quien nosotros llevamos.

Todos los expresidentes del Cetur, Álvaro Traconis Flores, Armando Casares Espinosa, Eduardo Seijo Solís y un servidor; además de dos expresidentes de la asociación de hoteles, Pedro Marrufo Borges y Jorge Carrillo Sáenz, y un expresidente de las agencias de viajes, Felipe Capetillo Pasos, tomamos la difícil decisión, por ser un empresario muy conocido, de impugnar la asamblea.

Me pidieron que yo los representara ante las instancias judiciales y así lo hicimos.

El Juzgado 1o. del Estado nos dio la razón y anuló la asamblea, después el Tribunal Superior de Justicia también ratificó la sentencia del juez y anuló la asamblea, dejando sin validez los acuerdos que en ella se tomaron.

Hoy Escalante Bolio se ha convertido en un presidente “espurio” y sólo lo mantiene al frente de Cetur un amparo federal que promovió y que estamos seguros que también nos darán la razón porque nueve días no se pueden convertir en 10.

Esta resolución por la que las instancias primeras nos han dado la razón no se adentró en la segunda causal, de no contar con el quórum necesario, pues sólo con la primera se anuló la asamblea.

Toda esta situación de ilegalidad la hemos externado en privado a las autoridades de la entidad. Por eso nos extraña mucho que en un evento tan importante, y ante el Presidente de la República, Escalante Bolio haya sido designado para hablar en representación del gremio turístico del Estado.

Cuando el señor gobernador le tomó la protesta a Escalante ante nosotros sus socios le dijo textualmente:

¿Se compromete usted a cumplir y hacer cumplir los estatutos del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán? … Si no lo hiciere, que sus agremiados se lo demanden…”

“Eso hicimos”

 

Fuente: Yucatan Ahora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s