Investigación revela que la chaya es más nutritiva que la espinaca y la lechuga

Investigadores, nutriólogos y especialistas en química concretaron un estudio sobre las propiedades de la Chaya, (Cnidoscolus aconitifolius), planta tradicional de la península de Yucatán y cuyos componentes permiten establecer que tiene más nutrientes y valores calóricos que sus similares, la espinaca y la lechuga.

Iris Godínez Santillán, nutrióloga investigadora de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro, dio a conocer una serie de estudios realizados con la planta de la chaya, especie silvestre que en Yucatán se usa tanto como alimento, como también en tratamiento contra el colesterol, diabetes mellitus tipo II, cálculos renales, anemia, entre otros.

Godínez Santillán indicó que, estudios realizados y publicados por la universidad de Querétaro, establecen la necesidad incrementar los conocimientos sobre esta planta que es poco conocida en otros puntos de México y cuya capacidad y valores nutricionales son más altos que otras especies.

La docente y especialista en nutrición, explicó que, realizó un estudio para conocer la caracterización fenólica de la planta, sus capacidades antioxidantes y sus efectos, lo que derivó en una serie de aportaciones científicas debidamente cuantificadas de la capacidad de esta especie, no solo para ser parte de la dieta de la población, sino también para ser empleada en tareas curativas.

Detalló que la chaya es un arbusto de origen maya que se usa tradicionalmente como planta medicinal para la elaboración de remedios, además, se utiliza como alimento y ornamento.
La chaya, recalcó desde el punto de vista nutrimental, supera a otras hojas comestibles, como la espinaca (Spinacia oleracea) y la lechuga (Lactuca sativa).

“La chaya contiene mayor cantidad de proteína, hierro y fibra, por lo que es importante su revalorización y consumo en todo el país”, subrayó.

A su vez, Jorge Luis Chávez, docente investigador y asesor del proyecto por la Facultad de Ciencias Naturales de la UAQ, agregó que esta planta contiene un glucósido cianogénico, el cual es liberado por efectos enzimáticos (hidróxido cianogénico), capaz de afectar la cadena respiratoria.

Dijo que esta universidad está realizando un segundo estudio en este arbusto yucateco, se trata dijo de una investigación, donde se está probando el uso de infusiones de chaya en ratas Wistar con cáncer de colon inducido químicamente, para evaluar sus posibles efectos benéficos.

Dentro de la línea de investigación lo que se busca a futuro es poder idear un coadyuvante natural contra enfermedades como el cáncer, que no tenga un impacto negativo, o con efectos adversos menores que los que se presentan en los tratamientos actuales para este tipo de enfermedades. El proyecto de Rosa Iris representa un conocimiento científico básico para poder realizar estudios posteriores.

Fuente:(1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s