Médicos del Centro Materno Infantil ponen en riesgo dos vidas

Una joven embarazada de Progreso acude a internarse por dolores de parto, pero le dicen que aún ‘no es su tiempo’ y la mandan a casa. En la estación de autobuses se le rompe la fuente, señal de que está cerca el nacimiento.
Una joven de Progreso fue víctima de una negligencia que puso en riesgo su salud como embarazada, por parte de personal del Centro Materno Infantil de esta ciudad.

La joven encinta, de 21 años, acudió ayer a dicho centro hospitalario, ubicado en la calle 50 con 67 del centro de Mérida, porque ya tenía dolores de parto. Sin embargo, quienes la revisaron en el Centro Materno la mandaron a su casa con el argumento de que “aún no era su tiempo”.

Pese a que se sentía mal, la joven y su esposo se dirigieron a la estación de autobuses de Progreso, en la calle 62 entre 65 y 67, para regresar al vecino puerto.

Mientras esperaban a que se saliera su viaje, la joven sintió que se le rompió la fuente y comenzó a tener filtración de líquido amniótico, señal de que el parto estaba próximo.

La parturienta fue auxiliada por paramédicos de la Policía Municipal de Mérida, que rápidamente la subieron a una ambulancia y la trasladaron al Centro Materno Infantil, donde ya le habían dicho que aún podía esperar.

Afortunadamente el caso no terminó en mayores complicaciones, pero recuerda los casos de aquellas embarazadas que han tenido que dar a luz en pasillos de hospitales porque les negaron la atención.

 

Fuente:(1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s